2011-03-07

Una nina dulce al patinadero de AFI Cotroceni

Bucarest, Lunes, 6 de Marzo de 2011


Desde hace algunas semanas estoy planeando fotografiar los monumentos históricos de la más rica en historia y en monumentos vía de Bucarest, la Vía de Victoria, vía incluida en todos las giras turística de Bucarest. Ayer, Domingo, 6 de Marzo, me levanté sin proponerme, claro, a las 7 de la mañana, sabiendo que semana rica en acción voy a tener. Logré salir de mi casa a las 11.40 con el rumbo: Vía de Victoria de Bucarest. Fuera – 10 grados Celsius.  Iba muy de prisa, ansiosa de recorrer lo más rápido posible las distancias entre los monumentos de la Vía de Victoria. Como soy guía turística como segunda profesión o profesión de verano, conozco casi de memoria la historia de cada monumento de Bucarest. Sólo que, al llegar cargada con mi cámara profesional NIKON D3000, frente al Palacio Stirbey me quedé muy desilusionada. Así como me quedé muy desilusionada frente a otros edificios antiguos de la Vía de Victoria. Entusiastica en fotografiar El Palacio Cantacuzino, la Iglesia San Nicolas del Tabacco, la Iglesia Blanca, no sentí cómo pasó el tiempo. Cuando llegué a mi casa, ya estaban las 4 de la tarde. Qué rápido ha pasado el tiempo, pensé. Luego, mudé las fotográfias de la cámara  al portátil   y empecé a seleccionarlas. Tuvé que renunciar a poner en este blog los más bellos edificios debido a su estado de destrucción. Porque no puedo mentir con respecto al Palacio de Stirbey, mostrándolo como no es, es decir, no puedo mentir editando por horas las cariátides que sostienen el techo. Y sentí mucha, mucha vergüenza de haber nacido en Rumanía debido al estado de ruina de los monumentos.  Decidí guardar 4 monumentos de los 7 que fotografié entre la entrada de la Vía de Victoria del Gobierno y la Iglesia Blanca. El próximo Domingo iré de nuevo a fotografiar los monumentos de Vía de Victoria – creo que voy a tener más suerte – porque voy a fotografiar los monumentos entre El Hotel Athenée Palace y La Casa Central de la Armada – espero que va a ser buen tiempo.
Tuve, también, otra sorpresa referente a la fotografía. Hasta ayer no supe que lugar ocupaba la fotografía en mi vida. Tampoco sé ahora. Solo sé que detrás de la cámara pierdo la noción del tiempo, sé que deseo perfeccionar cada día más mis fotografías y que voy a tratar de abarcar cualquier tema, no sólo: niños al patinadero, no sólo flores. Porque estos días se cumple 1 año desde cuando me gradué como fotográfa profesional y todavía no he encontrado mi camino en la fotografía. Ahora, en una calle como Vía de Victoria, que sólo vía no se puede llamar, es decir, es bastante estrecha, con edificios con puertas de hierro colado que obstruyen la vista, creo que cualquier fotográfo necesitaría una grúa para fotografiar del mejor ángulo. Hasta en el momento en que termino de fotografiar toda la Vía de Victoria, hasta seleccionar las fotografías y a editarlas, les dejo en la compaña de estos dulces niños del patinadero artificial AFI Cotroceni.

Niciun comentariu:

Trimiteți un comentariu