2012-10-06

Hablando - dos mozos del personal de Oriente Express


        La llegada del tren Oriente Express en la Estación del Norte de Bucarest. 
        Hallé bastante tarde sobre este "dicho evento", pero no tan tarde para no ir cuando el Oriente Express regresaba de Istanbul para regresar a su punto final, Venecia.  El rumbo del tren fue Paris - Viena - Budapest - Bucarest - Sofía - Istanbul - Sofía - Bucarest - Sinaia - Budapest - Venecia. 
         La estación del Norte de Bucarest -   +35 grados Celsius fuera, poca gente, olor de carne asada y de aceite frito del Mc Donald de la estación, polvo, niños de la calle, mendigos. Me senté en una silla roja, rota en la espera  del tren. Mientras esperaba me entretuve con una señora de origen húngara que me habló sobre sus viajes en Europa. No estuve atenta cuando el Oriente Express entró en la estación y me desilusioné por el hecho de que la seguridad especial BGS contratada por la agencia de viaje que tiene a su encargo los viajes con el tren Oriente Express no permitía a la gente que se acercara del tren para tomar fotografías hasta cuando no bajaban todos los turistas del tren. Tuve que ir a otro andén para tomar algunas fotografías desde lejos... Me salió esta fotografía de los dos mozos del personal del tren que hablaban entre ellos.


Más sobre la obra de la autora de este blog a  www.trafford.com/05-2486

P. S. Me enteré que un viaje con el tren Oriente Express cuesta entre 5000 y 8.000 euros. Aunque tendría esta soma de dinero no la gastaría de tal manera. Preferiría viajar con el avión en algún rincón alejado del mundo, en alguna playa con palmeras o en algún balneario de 5 estrellas de mi querida España para hacer un tratamiento intensivo consistiendo en mucho deporte y relajación para bajar peso,  que ir con este tren.

Niciun comentariu:

Trimiteți un comentariu